Un titular, dos titulares, tres titulares… ¡Vaya! ¡Otra mentira!

foto | gaelx (vía Flickr)

foto | gaelx (vía Flickr)

Vale que la gramática no era una de las tareas más entretenidas del cole, pero estaréis conmigo en que el aprendizaje de los tiempos verbales es ya no sólo básica sino útil e incluso imprescindible si nos queremos hacer entender. A estas alturas, y dando por hecho que obviamente sabéis leer, entiendo que tenéis capacidad suficiente como para distinguir entre un verbo en tiempo futuro y otro condicional. Incluso si hablamos del mismo verbo, y hasta suponiendo que no se conoce el nombre concreto de ese tiempo, estoy convencida de que nadie duda de los diferentes matices que entrañan conjugaciones tales como ‘prohibirá/prohibiría’ o expresiones del nivel ‘saldrá a la venta/podría salir a la venta’ y, si me apuras, ‘no descartan la opción de ponerla en venta’. Hasta aquí todo claro.

Esto que suena tan obvio no parece serlo tanto para los encargados de poner títulos en determinadas publicaciones. Vale que, si bien el titular de una información ha servido siempre, además de para informar, para llamar la atención del lector, esta función apelativa es hoy en día más importante que nunca. Quiero decir, que acostumbrados a la inmediatez, al microblogging, a los mensajes cifrados, a la limitación de caracteres y a la prisa por todo, se hace más imprescindible que nunca captar a la audiencia con titulares novedosos, originales y llamativos. Cualquier manual de periodismo acepta esta realidad. Pero en ninguno encontrarás un capítulo dedicado a titular en base a mentiras, a no ser que accedas al apéndice de lo que NO debes hacer.

Si bien la mecha está prendida de hace tiempo, [los titulares engañosos no son un invento nuevo], en los últimos días ha saltado la chispa de mi paciencia al ver ejemplos sangrantes del amarillismo periodístico en varias publicaciones. Vamos a ver, titulador: si tienes tan poca ética como para mentir en tus informaciones, por lo menos ten pillería y disfrázalo. No hagas cosas como esta:

titular_mentira

Como lectora, me pierdo un poco. ‘Prohibirá/podría prohibir’… mi intuición me dice que el matiz es bien diferente. ¿Es un hecho que las Google Glass van a ser prohibidas para conducir? ¿O se trata de una opción que el Gobierno de Reino Unido está estudiando? Un vistazo al resto del texto tampoco nos aclara mucho, dado que se mezclan expresiones como ‘no permitirá’ y ‘se plantee prohibir’. La noticia está extraída de Alt1040. Vaya por delante que no tengo nada en contra de la web, de la que soy lectora, ni mucho menos de Guillermo del Palacio, su autor, de cuya profesionalidad tampoco dudo.

Sirva como aclaración porque el segundo titular, curiosamente, es de la misma página. Pura coincidencia, puesto que hay ejemplos para dar y tomar en cualquier barrido diario de medios. Aquí va este otro caso, relativo a la difícil situación económica de Blackberry:

titular_mentira2

Entre ‘busca comprador’ y ‘buscamos alternativas, entre las que podría estar la venta de la compañía’ hay no un abismo sino un agujero negro. Lo curioso de la noticia es que toma como referencia esta otra de su hermana Celularis que, desde luego, apunta hacia el extremo de posibilidades más que de realidades, más hacia los condicionales que hacia los presentes o futuros ciertos:

titular_mentira1

Cualquiera que lea el primero de estos dos titulares lo comentará entre sus conocidos como cierto y se generará una bola de nieve en base a una mentira. Un juego similar al del teléfono estropeado en el que el mensaje original poco tiene que ver con lo que finalmente llega a oídos o a ojos del receptor. Un mecanismo ya presente de forma rutinaria en el actual mercado de la comunicación en medios.

Utilizar el verbo ‘opinar’ en el sujeto de quien escribe estas informaciones o añadir conceptos aclaratorios como ‘rumor’ o ‘hipótesis’ convertirá un titular mentiroso en otro periodístico, matizado y puesto en su contexto. Si con esto no se soluciona, siempre podemos volver al cole para repasar aquello de las conjugaciones y los tiempos verbales. Yo leo, tú mientes…

#LCBlog
foto | gaelx (vía Flickr)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s